Telescopio para ver la Luna

Telescopios para observar los astros

¿Deseas un telescopio para observar la Luna? A continuación, te damos algunos consejos al respecto:

Como sabemos, la observación de la Luna es una de esas tentaciones que pocos pueden resistir al momento de contar con su primer telescopio. Y es que la Luna se ha encontrado en los sueños y creaciones desde los inicios de la humanidad. Así, en la actualidad, con un buen telescopio podemos contemplar la belleza de los cráteres, las montañas y los mares de la superficie lunar.

No obstante, para realizar una buena observación de la Luna con un telescopio, debemos de elegir el momento adecuado; y al respecto, existen dos: cuando nuestro satélite se encuentra en cuarto menguante, y cuando se encuentra en cuarto creciente.

¿Por qué? Sencillo, si deseas emplear tu telescopio para ver la luna, debes de saber que es en estas etapas que el juego de sombras y luces de la superficie lunar se hace más evidente; por lo que es mucho más fácil apreciar los detalles de las montañas, la profundidad de los denominados mares y de los cráteres; entre otros elementos que pueden no presentarse tan nítidos cuando la Luna no pasa por estas etapas de su ciclo.

Si deseas usar tu telescopio para ver la luna, toma en cuenta el ciclo lunar y hazlo en las fases que te hemos mencionado; quedarás asombrado con la diferencia de contrastes y la nitidez de las imágenes. Sobre todo si tenemos en cuenta que los cráteres se originaron debido al impacto de asteroides a lo largo del tiempo.

Además, cabe señalar que los denominados como “mares” no cuentan con agua en absoluto; sino que se les dio este nombre porque, al ser las zonas más oscuras del satélite, antiguamente se pensaba que, en realidad, eran especies de océanos; como los de la Tierra.

Al usar tu telescopio para ver la luna, no te olvides de echar un vistazo a los hermosos cráteres; los hay de diversos tamaños y formas (aunque la mayoría tienen un aspecto circular). Algunos de los más hermosos e interesantes son Schiller, Clavius y Shickard; aunque existen una infinidad de ellos que no te puedes perder.

telescopios para ver la luna

¿Qué telescopio comprar para ver la Luna?

No es preciso el contar con un telescopio demasiado costoso o de grandes dimensiones para poder llevar a cabo observaciones de la Luna. Un ejemplo de ello, es que con un simple telescopio newtoniano de poco más de 110 mm de diámetro; podremos apreciar un buen número de detalles en la superficie de la luna; sobre todo los que cuentan con cerca de 10 km.

Consejos al usar tu telescopio para ver la Luna

No intentes abarcar toda la Luna de una sola ves, lo ideal es elegir ciertas zonas; y a partir de ahí, explorar a profundidad.

El contar con mapas lunares te será de gran ayuda para ubicarte.

No olvides hacer tu observación, sobre todo, en las fases de cuarto menguante y creciente. Como mencionamos ya, se trata de las fases del ciclo lunar ideales para realizar una observación.