Robots en el espacio: Cómo la tecnología nos ayuda a explorar el sistema solar

Actualmente existen maneras en que la robótica, la automatización y la inteligencia artificial están cambiando nuestras vidas. Ya hemos visto cómo los humanos están colaborando con robots en los hospitales, en nuestros océanos y en nuestros hogares.

La tecnología avanza de tal manera, que ya todo lo podemos hacer desde nuestro teléfono inteligente, como por ejemplo, apostar a nuestros deportes favoritos en Betway apuestas online Argentina. Por otro lado, ya los drones, la inteligencia artificial y los robots, se están apoderando de todas las áreas del quehacer humano y, a medida que los robots continúan evolucionando, están a la vanguardia de la exploración espacial. Muchos científicos creen que los robots, no los humanos, harán los próximos grandes descubrimientos en el espacio.

Los robots ya hacen un trabajo significativo en la Estación Espacial Internacional. Si bien hay innumerables sensores y dispositivos que ayudan a los astronautas, los robots astronautas trabajan junto con sus homólogos humanos, completando tareas y facilitando su trabajo.

Leé también Los lagos de marte son un refugio para la vida

Robonaut 2, el robot humanoide en la Estación Espacial Internacional, por ejemplo, desde 2011, ha ayudado a completar tareas menores que los residentes del espacio humano no pueden hacer cuando están trabajando en otras partes de la estación. Hasta ahora, puede accionar interruptores, ha practicado la telemedicina e incluso actúa como un asistente personal.

Con patas especiales que le permiten adherirse a superficies en gravedad cero, el Robonaut 2 podría completar caminatas espaciales en el futuro, según investigadores de la NASA.

Al lado de Robonaut 2 en la ISS, se encuentra un robot canadiense llamado Dextre (conocido formalmente como Manipulador Dextero de Propósito Especial o SPDM). Dextre fue acreditado recientemente por actualizar las baterías en el puesto orbital y Dextre trabaja en estrecha colaboración con Canadarm2, un sistema manipulador remoto.

Astrobee

La NASA envió un Astrobee al espacio en 2018. El robot de vuelo libre es un cubo pequeño cubierto de material de parachoques suave. Usando sensores, está diseñado para volar alrededor de la Estación Espacial, ayudando a los astronautas con las tareas de rutina y proporcionando información adicional a los controladores de vuelo en tierra. Está destinado a operar de forma autónoma y moverse alrededor de la Estación Espacial en gravedad cero.

La idea de desarrollar asistentes satelitales personales como Astrobee comenzó a principios del 2001. Los robots como asistentes espaciales son una genial idea, asi como es genial que conozcas Betway, la casa de apuestas deportivas que te ayudara a ganar dinero extra y divertirte al máximo.

Leé también Los flujos de agua en marte en realidad son de arena

Fuera de la Estación Espacial, pronto se encontrarán robots completando trabajos de reparación y comunicándose con satélites. Matthew Loffhagen en Outer Places informa que la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada para la Defensa (DARPA) quiere enviar robots al espacio desde el año 2021 para completar misiones de reparación menores.

A medida que más gobiernos y organizaciones privadas lanzan satélites al espacio, estas máquinas (como cualquier automóvil o computadora) necesitan reparaciones. El envío de personas al espacio para trabajos de reparación menores es costoso, por lo que DARPA se está enfocando en crear un equipo de robots “mecánicos” para trabajar en satélites a medida que caen en mal estado. En un mundo perfecto, estos robots serían autónomos, lo que significa que pueden identificar rápidamente el problema y solucionarlo sin que alguien controle cada movimiento.

DARPA no es la única organización que hace esto. La NASA está trabajando para desarrollar su propio mecánico espacial de $ 127 millones de dólares llamado Restore-L, que puede reabastecer y reubicar satélites en órbita baja.

Robots Rovers y la exploración de Marte

Uno de los robots espaciales más identificables es el explorador de Marte, Curiosity, que ha estado enviando fotos, videos y datos durante los últimos cinco años. En un artículo para Inverse, Amy Lynn comparte algunos de los principales descubrimientos de Curiosity:

  • Volcanes, demostrando que Marte solía ser geológicamente activo.
  • Barro, lo que demuestra que solía haber lagos antiguos en Marte.
  • El óxido de manganeso, demostrando que Marte pudo haber tenido un ambiente rico en oxígeno en algún punto.

Si esto es lo que los robots pueden descubrir en cinco años, imagine lo que sabremos dentro de cinco años.

Nuevos horizontes nos mostraron el corazón de Plutón

Junto con Cassini, la nave espacial New Horizons de la NASA continúa despertando nuestro interés en aprender sobre el espacio. En 2015, envió algunas de sus primeras fotos del planeta enano Plutón, brindando una visión profunda del paisaje y los colores del planeta. Lo primero que la mayoría de la gente señaló fue “el corazón de Plutón”, un glaciar con forma de corazón que cruza la mitad de su superficie.

Lo más impresionante de las fotos de New Horizons es lo lejos que ha llegado la NASA en las últimas décadas. Anteriormente, la mayoría de las personas solo habían visto una esfera gris granulada.

Los robots son más que trabajadores, también son educadores para hacer que las personas en la Tierra se preocupen más por la exploración espacial.

Hay varias razones por las que las personas deberían preocuparse por la exploración del espacio. La investigación realizada en la Estación Espacial Internacional y en Marte ayuda a los investigadores a mejorar las condiciones aquí en la Tierra de muchas maneras, incluyendo:

  • La tecnología desarrollada para la NASA ingresa al mercado civil. Desde espuma de memoria y aspiradoras inalámbricas hasta mamografías, tenemos que agradecer la exploración del espacio por muchas comodidades modernas.
  • Estudiar otros planetas ayuda a los científicos a aprender cómo se formó el nuestro, lo que significa que pueden desarrollar tendencias para el futuro y predecir cambios con mayor facilidad.
  • La ciencia une a los gobiernos de todo el mundo. En lugar de representar a América solo, representamos a la Tierra, mejorando las relaciones internacionales y promoviendo la paz